Moma

Moma

Acepta tarjetas de crédito:

Price range.

Price range

1 review

  1. En el barrio de Sants podemos encontrar un ambiente informal en un local acogedor y decorado con gusto donde priman los colores primarios, el blanco en su mayoría, haciendo de él un sitio luminoso,  donde puedes charlar, y ver las caras de tus acompañantes, sin música a gran volumen y sin luces demasiado tenues, disfrutando de la tarde, noche o mediodía con unos buenos pinchos y un buen vino.
    Aunque tienen un menú disponible a mediodía y por la noche creo que este restaurante tiene mucho más atractivo para una velada informal y, para ello, mejor seguir la tónica utilizando ese estilo de comida. Tiene pinchos de todo tipo fríos, calientes, encurtidos, sofisticados herencia de su dueña, vasca, que nos ha traído ese gran hábito del norte que es comer de esta forma: De preparación tan simple como una rebanada de pan en la mayoría de casos, pero con toda la imaginación posible que queráis echarle para combinar ingredientes de todos los sabores, colores y texturas que nos permitan comer de dos bocados en dos bocados todas una mezcolanza de dulces, salados, picantes, amargos… pudiendo así probarlo todo sin necesidad de elegir como si de platos únicos se tratase.
    Pero en el caso del Moma, además de la variedad, creo necesario hacer hincapié en el tamaño de los pinchos.  Es cada vez más fácil encontrar bares que los sirven en Barcelona, pero no todos lo hacen igual : en muchos sitios nos encontraremos con la alternativa a tomarlos, pero también nos encontraremos que el calibre de éstos es más bien reducido.Cualquiera que sea vuestra elección encontraréis los pinchos muy bien servidos. Además de los que podáis ver en la barra, Moma nos ofrece también un surtido de pinchos calientes.
    Pero si realmente hay algo que me gustaría realzar del Moma es el trato recibido: la amabilidad, simpatía y eficiencia de todo su equipo!!. Todos encantadores.

Rate and write a review