Las Euras

Las Euras

Reparto a domicilio: No
Acepta tarjetas de crédito:
Bueno para niños:

Price range.

Price range

5 reviews

  1. Hemos comido 4 croquetas, unos púlpitos a la plancha, calamares a la andaluza, pan con tomate y una botella de vino blanco Verdejo…todo.muy bueno! Hemos pagado 28€ y hemos estado genial en la terraza…muy recomendable!

  2. Esta situado en una de las esquinas de las plaza de la Vila de Gracia. Siempre voy con unos amigos a tomar una cervezas y unas bravas, que estan muy ricas, en esta época porque en la terraza se esta muy agusto. El camarero que te atiende fuera es muy malaje, pero si le pillas el punto hasta te hechas unas risas con él. Los precios en la terraza tienen un incremento y cuidado si en algún momento sacas la pata de tu silla de la línea blanca pintada en el suelo, que delimita el espacio otorgado para la terraza, si eso pasa intenta que no se enteré el camarero o se volverá medio loco!!!

  3. Cocina de mercado Se come muy bien y son rápidos atendiendo Viene para comer y tenían mucha variedad de platos

  4. Entré aquí una vez para cenar algo con unos amigos porque los otros bares de la plaza estaban a reventar, aunque éste tenía espacio de sobra.
    Nada más entrar el camarero nos grita como si fuéramos piratas:
    "¡¡Aquí se cierra a las 23:30!!"  Aún no eran las 22:30, ¿En una hora no te da tiempo a hacer unos malditos bocadillos? Parece ser que les sobra la clientela, o que no les gusta el trabajo en hostelería. Comimos unas tapas frías y las pagamos a precio de oro.
    Otra vez fui a cambiar dinero para comprar tabaco y me dirigí a una señora que estaba detrás de la barra en ese momento, aunque parecía cocinera; ella levantó la vista pesarosamente y me clavó una mirada de desesperación, como de estar cansada de todo. Mantuvo esa mirada unos cinco segundos y se giró a hacer algo ignorándome completamente. Un chico que servía se fijó en mi cara de estupor y sin decirme nada cogió raudo el billete de mi mano y fue a la caja registradora. Hasta que no me dio el cambio no sabía si me estaba robando o haciendo un favor.
    Esas han sido las dos únicas veces que he entrado en ese sitio. Lo mejor del lugar es que uno de los camareros es clavado a Cañita Brava, solo que con mucha más mala uva. Si os apetece tomar algo por la zona y pensáis en ir, reconsiderad seriamente la opción de ir a otro sitio o volver a casa.

  5. Ay, las terrazas de Rius i Taulet. Por su belleza estética y patrimonial, la plaza del "ayuntamiento" de Gràcia podría ser un lugar agradable pero casi nunca lo es. La sobresaturación de gente (de todo tipo, además: niños dándole al balón, abuel@s tomando el fresco o el solecito, parejas, madres, adolescentes, vividores…) y la poca gracia de la mayoría de sus establecimientos no la hacen, personalmente, del todo recomendable.
    Las Euras es uno de sus bares más clásicos, situado en la esquina mar-besòs, y lamentablemente no contribuye mucho a solucionar el desaguisado que suele ser la plaza en los momentos más concurridos. Grasiento, descuidado, bullicioso en el peor sentido, se trata de un local que parece que se conforma con los beneficios que le da su terraza siempre llena y pone poco de su parte en ofrecer mejor servicio y más calidad.

Rate and write a review